Persona usando un portátil
Transporte y protección de datos fuera del firewall
Dos manos usando un teléfono móvil

El impulso de la pandemia al trabajo remoto ha llevado a que la información crítica y confidencial sea más móvil que nunca. De los portátiles a los dispositivos USB, de los teléfonos inteligentes a las tabletas, los datos se trasladan de un dispositivo a otro y de un lugar a otro más que nunca. Con esta mayor movilidad de la información, las posibilidades de que se pierdan o roben datos, con las consiguientes consecuencias, son mayores que nunca.

El trabajo remoto se volvió normal. Hoy en día, es probable que los miembros de su personal accedan a su mundo laboral desde varios dispositivos diferentes e incluso desde distintos lugares. Su desafío es encontrar una manera de ayudarlos a trabajar de manera eficiente sin dejar a su organización expuesta a riesgos de seguridad y violaciones de datos.

La protección de la información en movimiento es un requisito básico para las empresas, los gobiernos e individuos en el mundo de hoy. La violación de datos, la piratería y el componente humano son recordatorios continuos de amenazas y riesgos en todo el mundo. Tanto los costos monetarios como de reputación asociados con una violación de datos pueden ser astronómicos. Los requisitos de las estrategias avanzadas en seguridad informática y DLP (Protección contra pérdida de datos), dependen de un almacenamiento y memoria confiables y eficientes.

Los dispositivos USB no seguros no sólo sirven para almacenar y transportar archivos confidenciales, sino también virus, malware y ransomware. Muchos dispositivos USB inseguros se encuentran, se regalan como baratijas o se comparten entre amigos o compañeros de trabajo. A su vez, se utilizan para transportar archivos de trabajo, infectando posiblemente y sin saberlo, a otras computadoras o dispositivos cuando se conectan a ellos.

Los dispositivos USB encriptados basados en hardware, que utilizan el estándar de encriptación avanzada (AES) 256, proporcionan la portabilidad necesaria y una encriptación superior a la encriptación provista por el software basado en el huésped para el transporte de datos digitales de un lugar a otro.

El uso de dispositivos USB encriptados basados en hardware para proporcionar la misma portabilidad necesaria y una encriptación superior cuando se transportan datos digitales puede contribuir en gran medida a resolver los retos del trabajo a distancia. Estos dispositivos seguros son sólo marginalmente más caros que las versiones estándar no encriptadas, pero la protección de la información valiosa no tiene precio.

Con el encriptado basado en hardware, su información está protegida por contraseña y disponible en cualquier momento y lugar. Y si el dispositivo se pierde o es robado, puede estar seguro de que nadie tendrá acceso a los archivos encriptados. Con los modelos administrados puede incluso destruir remotamente los dispositivos USB perdidos.

La protección de datos y la seguridad cibernética durante el transporte pueden parecer una responsabilidad abrumadora. Los requisitos para el trabajo digital han cambiado significativamente y ahora los empleados tienen la capacidad de decidir por sí mismos cuándo, dónde y con qué dispositivos ellos trabajan. La combinación correcta de dispositivos USB encriptados basados en hardware y la administración del software de punto final puede ayudar a las organizaciones a mantener el control sobre estos, mitigando el riesgo de violaciones de datos. Este enfoque también respalda las estrategias de cumplimiento en curso con respecto a las regulaciones gubernamentales, como el GDPR (Reglamento General de Protección de Datos) de la UE y la NYDFS (Departamento de Servicios Financieros de Nueva York) del estado de Nueva York.

Un dispositivo USB conectado a una computadora portátil

Los dispositivos USB encriptados de Kingston basados en hardware, ofrecen soluciones para la protección de la información para datos móviles dentro y fuera del firewall de una organización. Son soluciones sencillas y fáciles de usar, diseñadas para proteger la información que requiere una seguridad hermética, y le ayudan a cumplir las normas, directivas y reglamentos específicos del sector. Estos cumplen con TAA, tienen certificación FIPS y están disponibles en capacidades de hasta 128GB, lo que los hace ideales tanto para usuarios corporativos como para agencias gubernamentales.

Los dispositivos USB encriptados se pueden personalizar de diversas maneras para satisfacer las necesidades de su organización. Se pueden añadir funcionalidades seleccionadas para crear unidades únicas e indispensables. Este programa ofrece las opciones más pedidas por los clientes, incluyendo numeración en serie, contraseña doble y logos personalizados. ¿Qué más razón se necesita para tomar las medidas necesarias para garantizar que no sólo la información de la empresa, sino los datos que se le confían, estén seguros y protegidos?

#KingstonIsWithYou

Pregunte a un experto

Pregunte a un experto

La planificación de la solución correcta requiere una comprensión de los objetivos de seguridad de su proyecto. Permita que los expertos de Kingston lo orienten.

Pregunte a un experto

Videos Relacionados

Trisha sosteniendo el dispositivo Flash USB DT2000

Explicación de los dispositivos Flash USB encriptados

Los dispositivos flash USB encriptados mantienen seguros sus datos privados, pero ¿cómo funcionan?

Dispositivo flash USB encriptado de Kingston

Dispositivo USB encriptado

Los dispositivos flash USB encriptados basados en hardware, ayudan a proteger la información confidencial de su empresa, ya que la seguridad y la protección de los datos es un desafío gigante para las compañías.

Artículos relacionados